jueves, 15 de enero de 2009

Mañana será un gran día.


Ya he jugado a esto más veces. Y nunca se me ha dado bien. Pero después de todo, lo que cuenta y con lo que me quedo es con el relax que desprendo justo al acabar. Aunque relea toda esta mierda y piense en eso, en mierda.

Tengo un problema, soy una romántica (del siglo XIX) detrás de un hacha de guerra en posición de ataque. Y así voy, en guardia y hacia adelante. Y lo que decía, un puto problema. Pero como una vez me dijeron que hiciera, me miro al espejo y me repito a mi misma: hoy va a ser un gran día.

(BLOG NUEVO, EL OTRO MURIÓ)

2 comentarios: